miércoles, 23 de mayo de 2018

'EL DIARIO DE LA RIOJA', UN PERIÓDICO OLVIDADO DE 1905



DOS PERIÓDICOS RIOJANOS DE NOMBRE PARECIDO PERO MUY DISTINTOS

A principios del siglo XX en Logroño existieron dos periódicos con un nombre parecido. Uno de ellos, el periódico liberal 'LA RIOJA' fundado en 1889 por Facundo Martínez Zaporta y el otro, conservador católico el 'DIARIO DE LA RIOJA' fundado por el grupo Buena Prensa en 1904 (1903) y, del que poco se sabe. 

Caminaron durante 35 años por separado, pero en un momento trágico de la historia de España y gracias a la Ley Suñer de 1938 se gestó para ambos un mismo futuro.  Así, los que durante décadas habían sido competidores a partir de este momento, formaron parte de del nuevo periódico "La Nueva Rioja". 

En 1889 'La Rioja' recupera su nombre original y hoy, sigue publicándose y puede presumir de disponer de una hemeroteca digital que es testigo de su centenaria actividad.

El 'Diario de La Rioja' desapareció definitivamente, y de su hemeroteca histórica, al menos de la que tenemos conocimiento, solo podemos consultar unos pocos ejemplares sueltos a la espera que aparezca alguno más.




'DIARIO DE LA RIOJA', UN PERIÓDICO OLVIDADO.


EL EJEMPLAR ENCONTRADO DEL 'DIARIO DE LA RIOJA'

El ejemplar del 'Diario de la La Rioja' que se reproduce en este post, es una rara cápsula del tiempo del miércoles 18 de octubre de 1905, . Se ha conservado por una mera casualidad, ya que formó parte de un expediente para justificar el gasto de la inserción de un anuncio.




TESTIMONIO DEL 'DIARIO DE LA RIOJA'.

En un artículo de 1909, el periódico católico ‘El Siglo Futuro’ se hace amplio eco de una noticia del 'Diario de la Rioja' que recoge el discurso del obispo de Jaca en su visita a Logroño. En ella, se reflexiona sobre los problemas de rentabilidad y objetivos de los medios de comunicación escritos de esta época. Resulta interesante leer como se ve así misma la prensa católica de principios del s. XX.

Artículo del Diario de La Rioja de abril 1909 / Reproducido por "El Siglo Futuro 23/04/1909:

“La prensa es la gran palanca de los tiempos modernos para mover el mundo, poderoso medio y su defensa. Así lo han comprendido los enemigos de la Iglesia, y por eso se valen de ella. Ya que yo me encuentro, no sólo con los señores de la Buena Prensa, como esperaba, sino con otras muchas personas, voy a daros algunos consejos, algunas advertencias, como mi alma lo siente.

ALGUNOS CONSEJOS PRÁCTICOS:

Como los católicos somos pobres porque no queremos las ventajas que proporciona la inmoralidad, sino que nos sometemos a la ley santa de Dios, voy a deciros la manera de que esa pequeña cantidad de cinco céntimos valga mucho y produzca mucho.

Los que conocen lo que es la prensa saben muy bien la utilidad de que paguéis por mes o por año, no por día. Los periódicos católicos, especialmente algunos de Madrid, dan ejemplares a los vendedores a tres céntimos y algunos a dos; de modo que al comprarlo, no dais al periódico más que dos o tres céntimos; el resto corresponde al intermediario, y por lo tanto, no llega a la mitad lo que dais al periódico católico. 

Dando al periódico, dais más. El principal periódico socialista alemán no vende ni un solo número por la calle; todos son suscriptores. Por eso tiene grandísima influencia.

Los gastos de un periódico son inmensos, teniendo en cuenta la casa, mobiliario, cajistas, papel, plegado, personal de la Administración, reparto, correo, etc, etc. ; tantos que ni los periódicos que tiran cientos de miles en Europa, ni los que tiran millones en América, podrían sostenerse con los cinco céntimos, si no fuera por los anuncios.

Un periódico satírico dice que el papel vale más. Nosotros también lo decimos que el papel vale más de 5 céntimos, pues prescindiendo de los anuncios, el periódico cuesta 6 ó 7 céntimos, y la pérdida de 1 ó 2 céntimos para la empresa, y cuantos más vende más pierde. 

LOS ANUNCIOS 

¿Cómo es posible entonces que constando 7 céntimos número se afanen todas las redacciones por aumentar las ventas? Todo el secreto está en los anuncios, en la publicidad. 

A los que seáis comerciantes, industriales, etcétera, os aconsejo que os anunciéis en el periódico católico, porque el anuncio llama al anuncio, como el dinero llama al dinero, y le dais con ello simpatías. Los comerciantes se dicen: tal periódico tiene muchos anuncios, se anuncian otros; luego los tendrá en cuenta. La prensa mala llama también así la atención, aun con anuncios que a veces no se pagan. 

Yo para ver la vida del periódico, miro la cuarta plana. Si tiene anuncios de importancia es periódico de vida propia; si pocos, aun con muchas suscripciones, escasa vida. El anuncio trae lectores, y los lectores anuncios, y todos son propagandistas, porque el anunciante tiene interés en que se lea. Los que tengáis comerciantes amigos, ejerced influencia con ellos para que se anuncien. El dinero no tiene entrañas, y cuando se anuncia el comerciante, no lo hace siguiendo sus ideales, sino en los periódicos de mayor circulación. 

Cuando vayáis a algún comercio sobre todo las señoras, que a veces son más valiente que los hombres, decid al comerciante: no he visto su anuncio en mi periódico, que es el periódico de una cliente que le favorece, y tengo derecho a ello; si no, no volveré.Cuando veáis comerciantes que anuncian en los buenos periódicos, decidles: Si compro aquí este género es porque le he visto anunciado en mi periódico, y así le estimularéís y tendrá buen cuidado de no retirar el anuncio (grandes aplausos) 


LAS ESQUELAS
«Comprendo que el afán de interés lleve a alguno a anunciar en los periódicos no católicos. Lo que no Comprendo, porque es efecto de una vanidad pueril, es ver esquelas mortuorias pidiendo oraciones y sufragios en un periódico que se burla de sufragios y oraciones. (Aplausos frenéticos.)-

Eso es un atentado contra los difuntos, porque en el momento dé la muerte, si hubiese un solo hombre que supiese que su esquela iba a aparecer en un periódico impío, lo tuviera por una apostasía.» (Aplausos.)

PERIÓDICOS CATÓLICOS POLÍTICOS

Deben los católicos presentarse con valor en la urnas. Es cobardía
dar el voto a os enemigos de la religión. (Aplausos.) Señalad personas sin temor de nadie, sino de Dios.» «El católico que no es político, no cumple en estos tiempos con su obligación. (Aplausos.) Les parece a algunos que eso no es religioso. Y yo me atrevería a proponer que a todo católico que no obedeciera a los deberes políticos, se le expulsase de la Iglesias (Aplausos.) 

Es un soldado de Cristo a quien importan los intereses del Municipio, que haya buenos diputados y buenas leyes, que no se den vergüenzas coloniales. (Aplausos.) 

Deben los católicos presentarse con valor en la urnas. Es cobardía dar el voto a los enemigos de la religión. (Aplausos.) 

Señalad personas sin temor de nadie, sino de Dios.» «El católico que no es político, no cumple en estos tiempos con su obligación. (Aplausos.) Les parece a algunos que eso no es religioso. Y yo me atrevería a proponer que a todo católico que no obedeciera a los deberes políticos, se le expulsase de la Iglesias (Aplausos.) 

Resumen 
Resume aconsejando lo dicho, en nombré de la religión, especialmente a las señoras. (Aplausos.) 

Si así lo hacéis, veréis cómo se propaga la prensa católica, cómo mejoran las costumbres y cómo van consumiéndose los periódicos no católicos que Se burlan de la Iglesia y de la patria.» (Ovación estruendoso, vivas al orador y gritos de abajo el trust.)"


LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO