Mostrando entradas con la etiqueta Educación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Educación. Mostrar todas las entradas

domingo, 27 de noviembre de 2016

COLEGIO SAN FERNANDO DE LOGROÑO (1920)

Esta sorprendente foto publicada en 1920 en el diario La Rioja, corresponde al Colegio y escuela Jardín de San Fernando. 

Esta institución educativa se encontraba en la calle Salmerón, 21 - Palacio Huerta para el internado- y tenía una sucursal en la calle Miguel Villanueva, 5 (Espolón) y un Parque de recreo y Escuela al aire libre, en la calle de la Trinidad.

Fue fundado en el curso 1916-17 e impartía 1º, 2º enseñanza y Comercio. 


Disponía de 10 profesores para 2º enseñanza y 4 para 1º enseñanza. Se anunciaba que daba clases completamente gratuitas a los alumnos más atrasados (no por pasantes o repetidores, sino por los mismos profesores). 

La enseñanza era totalmente privada y los alumnos no asistían al Instituto General Técnico y eran examinados por sus mismos profesores. Admitían internos, mediopensionistas y externos.







 Colegio y Escuela Jardín

lunes, 20 de junio de 2016

FRANCISCO ZUAZO QUINTANILLA Y EL COLEGIO FROEBEL DE LOGROÑO.


En la imagen el Colegio de San Antonio, 
continuador del Colegio Froebel y localizado en el mismo inmueble
 (Recorte de postal coloreada de Librería de Hijos de Alesón)
LA ENSEÑANZA  A  PRINCIPIOS DEL  S.XX

A principios del siglo XX existe un elevada tasa de analfabetismo y en la llamada instrucción obligatoria (ley Moyano 1857) no se cumplen los objetivos de obligatoriedad. La penuria económica hace que las familias, especialmente en el mundo rural,  no puedan prescindir de la escasa ayuda laboral de sus hijos para poder enviarlos a las escuelas o en su caso, hacer frente a los gastos básicos de la escolarización. El Estado, hasta las reformas de 1900 poco interviene para paliar esta situación.

Como paradoja a esta situación de abandono, se produce el hecho, de que la libertad de enseñanza (creación de centros) promulgada al amparo de la 'restauración española', da como resultado dos efectos concurrentes. Por un lado, la proliferación de Centros educativos dependientes de la iglesia católica, por otro, la creación de diferentes fundaciones e instituciones educativas con orientación krausista que difundían las ideas progresistas al margen, incluso, de la enseñanza oficial. 

Sobre la pedagogía empleada en estos momentos  de penuria, hay que señalar que entre los colegios de párvulos son cada vez más los que siguen  la pedagogía froebeliana y, por ejemplo, en 1879 podemos ver en la 'Revista de la Ilustración Española y Americana',  el proyecto del Colegio Froebel de Madrid. Veinte años después, en 1900, momento inicial del colegio Froebel de Logroño, las ideas del pedagogo alemán, creador de la educación preescolar, son ampliamente difundidas y admitidas por muchas escuelas de primera enseñanza de toda España, como lo demuestra, la existencia de editoriales  y de fabricantes de las famosas cajas de "dones" correspondientes a este famoso material didáctico.



FRANCISCO ZUAZO QUINTANILLA UNO DE LOS GRANDES MAESTROS DE LOGROÑO.

Francisco Zuazo Quintanilla, fue un republicano convencido, también, miembro destacado del Círculo de la Fraternidad y durante muchos años, concejal de Logroño y diputado provincial, pero sobre todo, un maestro.


Proyecto Froebel de Madrid 
Francisco Zuazo, como concejal presenta en 1904 una moción en el Ayuntamiento de Logroño para la reforma de la enseñanza dependiente del Ayuntamiento de Logroño, Y menciona, que hay ciudades de Europa que invierten por si solas más presupuesto que el de toda España y que esta cuestión influye en el beneficio de la sociedad y en la riqueza de los pueblos que así actúan. 

Tambíén en su informe, además de ilustrar al concejo de cuestiones generales, hace una descripción del material pedagógico necesario del que se debían dotar las escuelas dependientes del municipio.

Así describe, aparatos de proyecciones y accesorios, las láminas (por miles) de todas las diferentes artes y ciencias, fijas y en movimiento, como Geografía, Fisiología, Biología etc. Los museos escolares completos, para lecciones de cosas, de forma que se puedan aprender desde su primer estado y forma, hasta sus últimas transformaciones... los neceseres "Coquelín" de trabajos manuales para los párvulos  (cajas de madera para desarrollar los "dones froebelianos") . A todo este materia había que añadir los mapas extensibles, cajas de lecturas, material para el gabinete de Física, Historia Natural, esferas, colecciones de pesas y medidas, láminas con máximas morales e históricas, lentes de aumentos, armonium y otros aparatos musicales. También hace mención a la necesidad de las "Colonias infantiles"... una nueva escuela de niños.

Lementablemente es consciente de que sus pretensiones sólo serán escasamente aceptadas por la siempre escasez del presupuesto municipal.


EL COLEGIO FROEBEL DE LOGROÑO DE FRANCISCO ZUAZO.

Como en otras capitales de España, en Logroño  se creó un Colegio Froebel, un colegio, que por su solo nombre, evocaba una clara preocupación por la educación y por la pedagogía más moderna que revoluciona Europa y la educación temprana con sus "Jardines de Infancia" (kindergarten),

Esta iniciativa corrió a cargo de Francisco Zuazo, quien anteriormente era propietario de una academia cuyo éxito animó a su mentor. El proyecto se hizo posible gracias al apoyo de algunos amigos maestros y de determinados padres que lo respaldaron en todo momento. Con gran esfuerzo económico se inauguró en un inmueble de la calle Burgos, número 3-5 (frente al Gobierno Civil de la época) en el curso 1900-1901.

Más  tarde y tras una corta trayectoria,  desapareció dando paso al 'Colegio San Antonio', 

 (Revista La Ilustración Española y Americana)

EL COLEGIO 'FROEBEL'

Postal alemana de Froebel y de los primeros "Jardines de Infancia" 
El porqué de su nombre viene explicado en el Reglamento del colegio:

"Nadie como Froebel abrió de par en par la fachada a del edificio racional para enriquecerlo de ideas. Nadie tampoco más merecedor de que los maestros eternicen su memoria, como eternizada está la de Peslalozzi, Basedow y otros sabios maestros". 


Descripción de las instalaciones

Tenía las pretensiones de satisfacer las aspiraciones de los más exigentes. Se localizaba en "uno de los sitios más sanos de Logroño", Ocupaba los pisos y la planta baja donde se localizó anteriormente  el café del Siglo.

Su reglamento lo describía de la siguiente manera:

"Tiene salones de estudio y de recreo, cátedras anchurosa para los alumnos de segunda enseñanza, salón oratorio para las prácticas religiosas, comedores, espaciosos y elegantes, magníficos dormitorios con las debidas separaciones, salones de gimnasia. Un nuevo trinquete, para juego de pelota, fuentes de agua rica, y mil medios sobrados para el aseo de los alumnos.  

Partiendo de la alta importancia que tiene la higiene y muy significadamente en un Colegio donde pasan los internos ocho meses del año, no hemos vacilado ni reparado en gastos par a montar una buena sala de, aseo y limpieza con todo lo necesario par a que cómoda y semanalmente se bañen los pies todos los alumnos. 

Y todas las dependencias de la planta baja y de los principales, perfectamente comunicadas por un a escalera interior, por cuyo medio no tienen los alumnos que salir a la intemperie . 

Dispone también, de salones de clases al Mediodía, con amplitud y luces en abundancia; salón de gimnasia al aire libre y bajo galería o habitación cerrada cuando lo recomienda la crudeza del tiempo; plaza magnífica de recreo junto al establecimiento o en el patio-trinquete del mismo". 

Este fue el patio exterior del Colegio Froebel y después del San Antonio


PRIMERA ENSEÑANZA
Horario

Primera enseñanza de 9 a 12 h. y de 14 a 19 h. pero... "No existirá en las horas que permanezcan los niños en el Colegio, el aburrimiento ni el montón, pues además de los grandes medios de recreo y siendo partidarios de enseñar deleitando, tendremos conferencias prácticas y clases de adorno. 

Conocimientos necesarios

De Francés, Latín e Inglés, a fin de que, al ingresar los alumnos en la segunda enseñanza, tengan ya familiaridad con estas lenguas.

Se impartían también clases de música y piano, a precios convencionales y muy reducidos.

Disciplina
Completamente abolidos el castigo corporal y el de privación de alimentos. El castigo que más hemos de practicar ha de ser la seguridad que han de tener los alumnos de que ni la más pequeña falta ha de quedar impune.

Exámenes
Había varios exámenes durante el curso y uno general. Todos ellos públicos para que los padres o tutores pudiesen apreciar la marcha de sus hijos.

Los alumnos, que por su indolencia o desaplicación merezcan clase especial, recibirán preparación particular hasta conseguir la unida  posible ó tomar una medida de completa separación del Colegio. 

Asimismo recibirán clase especial lodo el curso aquellos alumnos que, siendo buenos y pundonorosos, no les permita la limitación de sus facultades marchar al nivel de sus compañeros. Es decir, que los alumnos dignos de mayores cuidados, recibirán la preparación general con sus compañeros y otra especial que les permita colocarse a buen a altura en la adquisición del saber. 

Dos veces en el curso, especialmente en el segundo trimestre, se celebrarán en el Colegio Froebel actos públicos y solemnes, en que los alumnos desarrollarán tema s sacados a la suerte entre el trabajo de todas y cada una de las asignaturas y en la extensión que las lleven practicada s en el Instituto. 

Estos actos han de convertirse, y eso son realmente , en verdaderos ejercicios de oposición, puesto que lodos los alumnos que tomen parle han de disertar por escrito sobre el mismo punto sacado á la suerte. 

Se establecerán premios de verdadera importancia para los alumnos que se distingan en esta lucha científica y provechosa . 

La enseñanza moral, a cargo de todo el profesorado del eslablecimiento, que en este punto llegará al último límite de sus esfuerzos. 

"La enseñanza religiosa, muy singularmente, estará cargo del Director espiritual. 

Admisión de alumnos 
Serán admitidos lodos aquellos cuyos padres o tutores lo soliciten, y que llenen las condiciones de vacunación y salud.

Equipo
Un alumno interno deberá presentar el día del ingreso: el calzado y ropa de vestir que la familia tenga por conveniente que use y en cantidad necesaria, cuatro sábanas, tres fundas, tres toallas, un colchón pequeño, de 0'80 centímetros de ancho, dos colchas blancas, u n a almohada, y un saco para la ropa sucia. Estuche de aseo, servilletero, cubierto de cualquier metal, un cuchillo de mesa y otro de postre (ambos de punta roma) y cuantos libros deseen para prácticas morales y religiosas. 

Salidas y visitas 
Los alumnos internos y medio-pensionistas, como los externos que, lo deseen, serán, acompañados a clase por el personal l (del Colegio é igualmente a la salida del Instituto para regresar)

Para que los alumnos internos, medio-pensionistas y muy especialmente aquellos, salgan del Colegio Froebel, será condición absolutamente indispensable que lo soliciten sus padres o tutores, siendo inútiles todas otras gestiones que tiendan a burlar la confianza de dichos padres y la imperiosa obligación que tienen los funcionarios del Colegio de velar por la seguridad de los niños que ponen a su cuidado . 

Cualquier día y a cada hora pueden los padres o tutores de los alumnos visitar el Colegio y asistir á las clases. No se necesita aviso anterior y siempre tienen todas las dependencias abiertas. 

Vacaciones 

Las marcadas en la ley; pero siempre abierto el Colegio para los alumnos que por su comportamiento o por voluntad de sus padres quieran continuar en él aun en el período de vacaciones. 
CATÁLOGO DE "DONES" DE BASTINOS 1897

Reglamento

A cada padre o encargado daremos uno o varios ejemplares, entendiéndose que, al ingresar un alumno en el Colegio, queda aceptado por aquellos en todas sus partes. 

Honorarios

Cada colegial interno ha de pagar sesenta y cinco pesetas mensuales, abonadas por trimestres adelantados. Un alumno medio-pensionista , cuarenta pesetas. Los alumnos externos y vigilados si es deseo de los padres, quince pesetas mensuales. 

Dentro de la cuota de los internos, está: lavado, planchado , lecciones, correo, asistencia médica , etcétera y en la de los medio-pensionistas, clases, etcétera.

Los medio-pensionistas y externos, satisfarán sus honorarios por meses adelantados.

Alimentación Los alumnos internos tomarán el desayuno que consistirá en chocolate con leche o leche con café, a libre elección. Un bollo de pan en el tiempo que media entre la hora del desayuno y la comida. La comida del mediodía consistirá en sopa, dos cocidos, carne, tocino y chorizo, postre, un cortadillo de vino y el pan que les plazca para satisfacerse, A la hora de la merienda tomarán frutas secas o del tiempo con un bollo de pan. Y á la noche , un plato de patata o sopa y un plato fuerte, postre con vino, etc.

Los medio-pensionistas tomarán lo mismo, exceptuando la cena. Los días festivos habrá un principio al mediodía . 

Fiestas interiores 

Habrá las de carácter religioso que determine el Director espiritual, para las que posee el Colegio amplísima capilla.

También han de celebrarse las de otro carácter festivo y agradable, siempre en proporcional buen comportamiento dé los alumnos. Observaciones Los padres tutores que deseen que sus hijos cursen las asignaturas del Bachillerato en este Colegio, diríjanse al Propietario del mismo. Para ello deben remitir: una nota en la que se exprese el nombre y apellido del que ha de cursar, edad, pueblo de su naturaleza y asignaturas en que ha de ser matriculado , partida judicial de nacimiento, si el alumno comienza el Bachillerato, y la cédula personal, si ha cumplid o 14 años. 

De la seriedad y honrado cumplimiento de nuestro deber nada hemos de "decir: hablen por nosotros los padres de los alumnos y los resultados que pueden verse en los cuadros adjuntos a este Reglamento. Nada decimos sobre si es o no el más económico, pues la simple observación hace ver bien claro que un alumno interno que termine (como es natural) en primeros de junio , habrá llegado a pagar unas quinientas pesetas. 

Enfermedades 

El Colegio Froebel cuenta con dormitorios perfectamente independientes para casos rápidos de enfermedad en sus alumnos. 

Cuenta el Establecimiento con el concurso del reputado Dr. D. José María Bustamante, que dictará las órdenes oportunas para proceder al aviso de las familias o a la continuación del alumno en el Colegio.

En un caso de gravedad rápida, todos los esfuerzos y cuidados han de parecermos poco par a la asistencia de los alumnos enfermos, pudiendo tener los padres o tutores la mayor seguridad en nuestros ofrecimientos. Logroño,

1.° de septiembre de 1901. FRANCISCO ZUAZO QUINTANILLA

OTROS ESTUDIOS

Preparación completa con arreglo á los programas oficiales de la Escuela Superior de Bilbao: Contabilidad, Francés y Teneduría de libros por partida doble. 

Preparación especial para toda clase de carreras civiles.


 LA CONTINUIDAD DEL COLEGIO FROEBEL



Tras la dirección de Francisco Zuazo, este colegio se "fusionó" con el Colegio Santo Tomás de Aquino de la calle Rodríguez Paterna - plazauela de la Cadena cuya dirección estaba a cargo de Bernabé López Merino, otro importante maestro de principios del siglo XX, quien también se haría cargo de la dirección del nuevo colegio resultante, que fue el Colegio San Antonio.

El Colegio San Antonio se localizó en las misma instalaciones que el Froebel.  Y de él formarían parte de su plantilla los profesores del Santo Tomás, algunos del Froebel y otros, que habían pertenecido al cuadro del profesores del también desaparecido Colegio Valvanera, de la calle Mercado-Marqués de S. Nicolás (luego Maristas).

La labor docente de Francisco Zuazo continúo junto a su mujer Laura Santamaría, en otros centros educativos logroñeses fundados por él, como el 'Colegio hispano-francés de señoritas', y después con el 'Colegio Zuazo Hispánico-Francés'. (ver post relacionado)

1º publicaciòn post 20/06/2016


.. 





miércoles, 27 de abril de 2016

LOS PRIMEROS AÑOS DE LOS HH MARISTAS EN LOGROÑO


La revista 'Amistad', editada por la asociación de exalumnos del Colegio San José en el número  correspondiente a los cursos 1948-49  incluía la celebración del 50º aniversario de la llegada de los HH. Maristas a Logroño. Por esta razón, además, del clásico reportaje fotográfico curso por curso de los estudiantes de los colegios San José y Valvanera,  se publicó entre otros artículos, una "Breve reseña histórica del Colegio" que a continuación se reproduce.



BREVE RESEÑA HISTÓRICA DEL COLEGIO

"Corría el año de gracia de 1898. En Europa, en general y especialmente en la vecina Francia, el positivismo filosófico y el materialismo habían causado grandes estragos en las mentes de los encargados de regir la cosa pública.

Las leyes persecutorias contra la iglesia y en particular contra las congregaciones religiosas dedicadas a la enseñanza se estaban fraguando en los antros de la masonería.

Negros nubarrones ensombrecían el horizonte y el porvenir se ofrecía incierto y amenazador.

Uno de los Institutos religiosos de Enseñanza, blanco de las iras del Averno, en la vecina República era el de los HH, Maristas, esparcido entonces por toda Francia, en cuyo país de origen se hallaba, a la sazón, el mayor contingente de sus efectivos en Colegios y personal docente.

Por otra parte, algunos años antes, en 1886, nuestra patria había acogido por vez primera, con muestras de viva simpatía, a los hijos espirituales del venerable Marcelino Champagnat, entre los muros de la inmortal Gerona.
  
Nada extraño, pues, que ante la favorable acogida a los primeros HH. Maristas en nuestra patria, que ante campo de apostolado tan ubérrimo y prometedor, y aprovechándose de la real autorización otorgada al Instituto en 1888 para instalarse en España, nada extraño, digo que los superiores preparasen  en el solar hispano lugares de refugio y al propio tiempo nuevo campo de apostolado para sus religiosos perseguidos y desterrados.

Comenzándose a palpar en nuestra patria los saludables efectos de la educación impartida en nombre de Dios por los nuevos Maestros venidos de allende los Pirineos.

Había solicitado la fundación de un Colegio de Maristas de Logroño un virtuoso sacerdote de la ciudad, el Canónigo don Pablo Lorente, el cual en varias ocasiones había podido apreciar el bien que nuestros Hermanos realizaban en otras ciudades. Sirvióle de intermediario acerca de los Superiores, el librero de Zaragoza don Cecilio Gasca, alma noble y cristiana, amigo del Rvdo. H. Pablo Mª., primer provincial de España. Don Pablo Lorente y don Cecilio son dos nombres que merecen esculpirse con letras de oro en las Crónicas de los HH. Maristas de Logroño.

Tres son los valientes y abnegados religiosos que comparten en honor, los sacrificios y los méritos de la nueva fundación: el Rvdo. H. Congal, como Director, y los HH. Cecilio y Casimiro, sus colaboradores.

LLegados a Logroño el 1º de septiembre de 1898, comenzaron las clases el 15 del mismo mes, en una modestísima casa de la calle La Villanueva, hoy Rodríguez Paterna, con doce alumnos.

Este reducido núcleo fue incrementándose rápidamente hasta llegar a los 130 al finalizar el curso.

Inaugurada la obra Marista en Logroño, y continuada en reducidos locales, en viejos y ruinosos caserones, la confianza de las familias se encargó de darle vida y empuje.

Cabe atribuir al rápido desarrollo de la Obra Marista en Logroño, en primer lugar, a la bendición divina que siempre acompaña al obrero que trabaja con denuedo en la viña del Señor, y en segundo término, a la propaganda que los primeros alumnos confiados a nuestra solicitud hicieron con sus rápidos adelantos, con su buen comportamiento, piedad adhesión a los hermanos.

El feliz éxito  de la actuación del H. Congal al frente  de nuestro primer Colegio en Logroño, no fue debido a ninguna aparatosa demostración, pues, recto y sencillo como era,no sabía de ello, ni lo creía oportuno. La disciplina y la regularidad que presidían en el Colegio, la buena labor de los alumnos, la bondad y las atenciones del H. Director para con el público en general y, en particular, con las familias de los educandos, habían rodeado a los Hermanos, desde el principio, de la confianza y de un cariño que nunca se han desmentido. 

Los exalumnos de hoy, abuelos ya algunos de ellos, o padres de familia, conservan de su primer Director el más grato recuerdo.

El H. Congal dejó la dirección del Colegio al Rvdo. Hermano Cecilio, quien supo captarse como su predecesor,  de las simpatías de la población por su amabilidad y singulares dotes pedagógicas. Pero su celo y los consiguientes trabajos emprendidos, agotaron sus fuerzas físicas. A finales del curso 1900-1901 enfermó, fue trasladado provisionalmente a la Casa Provincial de Maristas en Barcelona, donde falleció.


Tuvo por sustituto al H. Luis que desempeñó el cargo a satisfacción de todos, y fue reemplazado por el H. José Corona en 1907 hasta 1911. Datan de esta época las
campañas anticlericales en España, promovidas por las sociedades secretas, mediante calumnias hábilmente propagadas. Para sustituirle fue nombrado Superior el H. Juan María, sucediéndole en agosto de 1917, el Rvdo H. Avito.

Durante su mandato se compraron los terrenos que ocupa el edificio actual.

En agosto de 1923, fue sustituido por el Rvdo. H. Abundiano, quien, tras muchas dificultades económicas logró levantar el Colegio actual.

En septiembre de 1928, se hizo cargo de la dirección el buen H. Epifanio, martirizado por los sin Dios durante la Cruzada.

El H. Avito tomó nuevamente la dirección del Colegio hasta su muerte acaecida en octubre de 1935, siendo su sucesor el Rvdo H. Victoriano García, a quien por falta de salud, reemplazó el Rvdo. H. Pompeyo, en octubre de 1936..."




EL PRIMER COLEGIO SAN JOSÉ

En la descripción de estos primeros años de la revista 'Amistad', no se incluye el nombre del Colegio Marista que inició su actividad en 1901, ni tampoco fotos de su edificio de la calle Mercado, 9.  

Por la dirección, y otros detalles, parece que los HH. Maristas se trasladaron al antiguo  Colegio de 2º enseñanza 'Nuestra Sra de Valvanera', que por esas fechas cesó su actividad. Muy probablemente, los alumnos externos de ese Colegio privado, terminarían sus estudios con los nuevos propietarios al conseguir ese mismo año los Maristas autorización para impartir bachillerato. Por los anuncios publicados en esa fecha, se puede afirmar, con las lógicas cautelas, que este Colegio se llamó durante algún tiempo 'Colegio del Inmaculado Corazón de María.' En algún momento, entorno a 1911, se cambió de nombre por San José y celebraba sus fiestas patronales ese día. 
Añadir leyenda













ALGUNAS EFEMÉRIDES

"En marzo de 1901, el Colegio se traslada de la calle Villanueva a la del Mercado núm. 9.

En septiembre de 1901 quedó autorizado el Colegio a recibir y preparar alumnos de Bachillerato. Inaugurándose esta sección con 10 alumnos. 

El 8 de diciembre de 1908, el canónigo don Pablo Lorente, bendijo la primera capilla del Colegio.

En 1909, se abrió por vez primera el Internado. Comenzó el curso con tres pensionistas: José Mª Tobías, Ángel Francia, y Miguel Miranda, hijo del Conde de Cascajares y un mediopensionista, Hermenegildo Martínez.

En 1911, se graduaron los seis primeros bachilleres, que habían cursado todos sus estudios en el Colegio: Abelardo Muro, José Luis de Abajo Zamorano, Pedro Echevarría, Martín Fernández, Felipe Gómez de Arteche y Amadeo Macua.




























En 1911, comenzaron a celebrarse con mucho entusiasmo las fiestas de los Santos Inocentes y San José.

El 19 de marzo de 1912, distribuyó la Primera Comunión el Obispo de la Diócesis, ilmo. Sr. D. Juan Plaza, procedente de Calahorra y acompañado por el señor Conde de Cascajares.

El 19 de marzo de 1922 establecióse la Congregación Mariana, adscrita a la "Prima de Primaria" de Roma. 

En marzo de 1926, comenzaron las obras del nuevo Colegio, proyectadas y dirigidas por el arquitecto don Agapito del Valle.

El 4 de julio de 1926, se bendijo la primera piedra del nuevo edificio, en presencia de las autoridades.

En febrero de 1927, celebróse la Fiesta del Árbol, en lo que con el tiempo había de ser patio del Colegio. Presidiendo las fiesta el señor Gobernador y demás autoridades, y bendijo los arbolitos el señor Magistral y antiguo alumno don Miguel Berger.

El 20 de noviembre de 1927, trasladáronse. Comunidad y alumnos al nuevo edificio, aun no terminado del todo.

El 8 de diciembre del mismo año se inauguró solemnemente el nuevo Colegio internado. En esta circunstancia pronunciaron sendos discursos el señor Gobernador, el señor Alcalde y el Ilmo. señor Obispo.


En abril de 1928 fundóse, dentro del mayor entusiasmo la Asociación de Antiguos Alumnos, cuenta en la actualidad (1949) con más de 500 socios. Posee una magnífica revista titulada 'Amistad', cuyo primer número salío a la luz en enero de 1929. 



El 8 de mayo de 1931, distribuyó el obispo la Sagrada Comunión a los 80 primeros comulgantes.

Con ocasión de la "Quema de Convenos", en mayo de 1931, los antiguos alumnos intervinieron eficazmente y nuestros dos Colegios se libraron de los sacrílegos incendios.

Durante el curso de 1931-32, se inauguró el Colegio de Nuestra Señora de Valvanera, sito en la calle del mismo nombre, frente a Correos; dirigió las obras el Arquitecto Agapito del Valle.

Al amparo de la Mutua Cultural Riojana, de la que fue Presidente don Jacinto Garrigosa, los Colegios Maristas de Logroño siguieron funcionando normalmente durante la Republica, si bien los Hermanos tuvieron que vestir el traje seglar.



A raíz de los sucesos revolucionarios del 9 de diciembre de 1933, treinta guardias civiles se hospedaron durante un mes en el Salón del Teatro, habilitado para dormitorio.

El 25 de octubre de 1936, Fiesta de Cristo Rey, se hizo la Entronización del Sagrado Corazón de Jesús en el Colegio San José, con misa de Campaña y procesión en los patios del mismo.

En el mes de octubre de 1937, fue requerido y cedido la mitad del edificio para Hospital Militar.

El 25 de julio de 1939, con la asistencia de las autoridades y numeroso público, se bendijo y descubrió la lápida dedicada a los Profesores y Exalumnos que durante la Cruzada Nacional dieron su vida por Dios y España"  (Revista Amistad Memoria Escolar del Cincuentenario)


LA ACOGIDA DE LOGROÑO A LOS MARISTAS


El rápido crecimiento del Instituto, luego congregación de los Hermanos Maristas de Logroño, habla de la buena acogida  que esta ciudad dispensó a los herederos de la obra de Marcelino Champagnat.

Pero en la España de principios de s.XX, no todas las voces eran unánimes a favor de la fundación de colegios por parte de las congregaciones religiosas. 

Logroño fue un feudo del liberalismo y como tal, muchos  serían los que defendían que la educación y la catequesis católica no deberían convivir juntas en la escuela. 

Uno de los logroñeses, que solo unos meses después de la llegada de los primeros Maristas expone este sentir en el diario LA RIOJA, fue Joaquín Jordá, farmacéutico del Hospital, que nada más, ni menos, escribe una carta abierta a Sagasta denunciando el cada vez mayor poder de la Iglesia y  citando de paso a los Maristas.



miércoles, 13 de mayo de 2015

El 'Colegio Hispano-Francés de señoritas' y la prodigiosa Carmen Zuazo



El francés era un idioma muy importante en esta época y lo hablaban
 perfectamente la alta sociedad y el funcionario de un cierto nivel.
UN COLEGIO BIEN

Recortes díario LA RIOJA /MCDE 1908
En 1908 inicia su andadura en Logroño el 'Colegio Hispano-Francés de señoritas', su propiedad y dirección estaba a cargo de Laura Santamaría de Zuazo y del insigne pedagogo Francisco Zuazo

En este centro educativo de primera enseñanza, que hoy podíamos llamar "internacional", se hacía hincapié, sobre todo en materias como  francés y música, acudiendo a él las "hijas de las más distinguidas familias" de Logroño. 


Unos años más tarde en 1919, ya como 'Colegio Zuazo Hispano-Francés', y con una oferta de estudios más amplia  y adaptada a  la demanda de la sociedad de la época, sigue siendo un colegio "en el que no se explican las asignaturas del Instituto General Técnico". Su oferta formativa tenía más de 60 tipos de "clases especiales" y disfrutaba de buena fama por los buenos resultados que obtenían sus alumnos. 

Principalmente se impartía: Primera enseñanza; Clases de Comercio y Clases de música y piano.

Las Clases de Comercio comprendían  asignaturas como: Mecanografía, Correspondencia comercial (español y francés), Geografía, Teneduría de libros, Matemáticas y Prácticas de Industria y comercio, para ello contaba con siete profesores. Además, se impartían clases de idiomas y otras asignaturas necesarias para carreras profesionales.

La enseñanza de Música y Piano estaba a cargo de Fermín Irigaray (si no eran alumnos de la Normal) y de la prodigiosa Carmen Zuazo. Estas clases se adaptaban a horarios especiales y a una enseñanza más personal.

El Centro admitía tanto alumnos externos como internos.



LA PRODIGIOSA CARMEN ZUAZO 
(11 años de la carrera de piano en 3 meses y solo contaba con 13 años de edad)

Sin duda, la niña Carmen Zuazo, fue una niña superdotada que creció en un ambiente pedagógico estimulador. Su familia regentaba el célebre 'Colegio Hispano-Francés de señoritas', del que luego fue ella profesora.

A los 10 años tocaba perfectamente el piano y a los 13, además de tener amplios conocimientos de artes y ciencias impropios de su edad, se convirtió en la profesora de piano más joven  de España, cursando la carrera de piano de 11 años en 3 meses . Sus profesores fueron Santos Bozalongo, organista de la iglesia de Santiago,  y en Madrid, Manuel F. Grajal.

Su virtuosismo fue tan extraordinario que en 1915, la continuidad de sus estudios en París fue objeto de debate en varios plenos municipales, donde algunos miembros del consistorio insistían, e incluso votaron por unanimidad, proporcionar a Carmen Zuazo una  beca, igual que a Casilda Castellanos de 1.000 pesetas anuales, para continuar sus estudios en París. La ética de Francisco Zuazo, concejal del ayuntamiento  de Logroño y con otros cargos provinciales, le impidió aceptar dicha subvención "para evitar las malas lenguas, que pudieran pensar no en los merecimientos de su hija, si no en el beneficio obtenido por sus desempeños públicos". Muy probablemente la I Guerra Mundial, y la convalecencia por enfermedad, hicieron imposible la continuidad de sus estudios en la capital de Francia. 

Lo que si sabemos, es que actúa en San Mateo de 1915 con Casilda Castellanos, y en 1916 ya repuesta su salud, imparte un concierto en el Teatro Bretón causando un extraordinario entusiasmo.

Carmen Zuazo fue sin duda alguna, una persona que gozó de grandes simpatías y devoción en todo Logroño, y como alguien dijo de ella, era "una gloria riojana".  


1ºpublicación 5/5/2015



Mi otro blog de Logroño