miércoles, 31 de octubre de 2018

LA DUQUESA DE LA VICTORIA DE LA CAJA DE CERILLAS


En el s. XIX los impresores enseñaban al pueblo iletrado el mundo que rara vez podían visitar y conocer. Eran tiempos en los que las técnicas de  cromolitografía y otras, permitían hacer estampillas religiosas que difundían la fe, fabricar los cromos que proporcionaban atractivo a los chocolates... y  las cajas de cerillas tenían hermosos cartones. ¡Estamos en el inicio de la publicidad!

Eran tiempos en los que las imágenes eran muy valiosas, la mayoría de la población no sabia leer, los periódicos y revistas impresas son en blanco y negro, hay muy pocas revistas ilustradas y la fotografía está en sus inicios. También podemos contextualizar una sociedad sumida en guerras civiles, coloniales… y con una enorme inestabilidad del sistema político y social. Eran años difíciles y las gentes necesitaban saber, tener señas de identidad y modelos. 

UN CARTÓN DE UNA CAJA DE CERILLAS LOGROÑESA

Las cajas de cerillas como bosquejo de la historia de España: F. Menchaca edita una serie de cartones que dan la "bienvenida" al Rey Amadeo de Saboya,  a la I Repúbica y el siguiente a Alfonso XII. 


Las cerillas.
Ilustración Española 1878
Las cajas de fósforos se extendieron su uso a partir de los años 50 del s. XIX y llevaban ilustraciones en muchos casos en color con motivos festivos como los toros, humorísticos, pero también, figuras caricaturizadas o ensalzadas de los héroes y políticos, y por supuesto, no faltaron reyes o alegorías a la primera república española en momentos que estaba en juego el sistema político del país. Estas llamativos cartones eran sin duda alguna un soporte ideal de una publicidad que llegaba a todos los hogares.

Faustino Menchaca 
En Logroño, Faustino Menchaca cuida la imagen de sus cajas de cerillas, especialmente cuando se representa a su apreciada vecina, que ocupa el lugar de una reina consorte compartiendo cartón con el mismísimo rey Amadeo de Saboya. Esta curiosa asociación debió tener poco éxito  ya que justo un año después, se proclama la I República y el motivo de las siguientes cajas cambió radicalmente  verFaustino Menchaca el Impresor y fabricante de cerillas

La duquesa de la Victoria
M. Jacinta Martínez de Sicilia falleció en 1878 y está imagen de aproximadamente 1872 es una de las pocas conocidas que se conservan de los últimos años de su vida. De este periodo, quizás, la imagen más popular es la que acompañaba su nota necrológica publicada en la revista la Ilustración Española y parece que en ambos retratos lleva el mismo vestido.

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO