sábado, 15 de octubre de 2016

LA FÁBRICA DE HARINAS DE LA ISLA - 'LA MODELO' (VIUDA DE H. ARZA 01)


Dibujo publicado entre otras fechas en 1910 en el diario LA RIOJA.

El entorno de la presa de "La Guillerma" y la fábrica de harinas de la "Isla" unidos por su presa quizás sea el  único paisaje industrial centenario que conserva la ciudad de Logroño.


LA FÁBRICA DE HARINAS DE LA ISLA - 'LA MODELO' 


En 1921, el periódico LA ACCIÓN, en uno de esos artículos que describen las ciudades de España se refiere a la fábrica de Harinas de la Viuda Arza de Logroño de esta manera:

"entre las Casas más importantes, no sólo de Logroño, sino de toda La Rioja, figura sin disputas , la de la señora viuda de Arza. La fábrica de harinas esta instalada con arreglo a las prescripciones de la industria moderna. Dispone de una admirable maquinaria, sistema Bullas y todos los servicios que comprende esta industria están atendidos con la mayor escrupulosidad. 


Fue fundada esta fábrica en el año 1905, siendo notablemente ampliada en 1907. Un formidable incendio la destruyó en 1912; pero fue inmediatamente reconstruida en 1913, adquiriendo desde entonces todavía mayor impulso. 


La fábrica hace una molturación diaria de unos 28.000 kg de trigo, siempre de inmejorable calidad, y su maquinaria es movida por fuerza hidraúlica, obtenida de un salto de agua propiedad de esta Casa, situada en la margen derecha del Ebro, del que también se obtiene fluido eléctrico para el servicio de Logroño en una central, que funciona desde 1910, con dos grupos de quinientos caballos, y uno de reserva. 


La fábrica de harinas de la señora viuda de Arza tiene sus mercados principales en Bilbao, Barcelona, Asturias y Levante; pero, en general, exporta a toda la península. Las harinas elaboradas por esta Casa son de la clase más selecta. La industria harinera riojana tiene en la fábrica que estamos mencionando una representación gallardísima. 

Trabajan ordinariamente en esta fábrica treinta y tantos obreros, siendo el personal director de la misma de lo más competente que en la industria harinera se conoce. Para el transporte del trigo y de las harinas esta Casa tiene un servicio de autocamiones propios...."


Lo que no cita este artículo periodístico es que esta fábrica de harinas tiene origen en una anterior creada en 1902 a partir del molino de 'La Isla' que moderniza Anselmo Archanco con la maquinaria fabricada en talleres mecánicos de 'Viuda de Archanco Hermanos de Zaragoza', menos los cilindros compresores que son importados de Austria-Hungría. 





COMO ERA LA FÁBRICA DE LA ISLA - 'LA MODELO' 



En 1905 Juan Esteban Muñoz y la viuda de Hipólito Arza adquieren el molino hidráulico harinero de dos piedras de 'Las Norias', frente a él, en 'La Isla' amplían la harinera `La Modelo', adquirida en 1904. 


La descripción de esta primera fábrica que hace el diario LA RIOJA, tiene doble valor testimonial, al contarnos además de los inicios de la harinera, como eran técnicamente los primeras fábricas de harinas por cilindros que se imponen en estos momentos por sus avances tecnológicos a los tradicionales molinos de toda la vida como el citado de 'Las Norias', así lo contó el periódico local:



"Aquel molino fue ampliado, renovado y cambiado completamente para que respondiera al fin de sus actuales propietarios. Además se le ha dotado de muy buena maquinaria y personal suficientemente idóneo, con cuyos elementos consiguen que el producto sea abundante e inmejorable. Las tavaras, cribas, deschinadoras, separadoras de semillas, despuntadora, rociador, aspiradora y magnético despojan de los elementos perjudiciales que llevan en mezcla y preparan para ser trituradas, operación que se hace con dos molinos de cilindro trituradores que producen sémola. Ésta queda completamente separada de los despojos a su paso por dos sasores, otros dos purificadores y una máquina cepilladora de salvados luego es comprimida y convertida en harina, pasando por seis molinos de cilindro compresores.



Diez tornos centrífugos y dos divisores de seguridad hacen que la harina salga completamente espurgada de toda molécula extraña, por pequeña que sea. La máquina está a cargo de inteligente industrial don Alberto Vicente, y tritura al día 10.000 kg. de trigo. Casi se puede decir aún no han acabado esta gran obra, cuando los señores Esteban Muñoz y viuda de Arza tratan de ampliar la fábrica, dotándola de más maquinaria, cuyas obras se proyectan para el año próximo, y una vez terminadas, se triturará diariamente 22.000 kg de trigo..."

En 1910 esta harinera de 'La Isla', se benefició de sustanciales cambios con la puesta en marcha de la central hidroeléctrica 
 mediante las bobinas fabricadas en Alemania por la Sociedad Anónima Luther de Braunschweig. Fueron tan importantes las novedades aportadas que incluso, se rotularon en su fachada: 'LA MODELO, SISTEMA LUTHER' 




LA AMPLIACIÓN



En 1907 se puede leer en el Boletín de la provincia la solicitud de autorización para realizar obras en la presa existente en el río Ebro, entre el molino de 'Las Norias' y la fábrica conocida con el nombre de 'La Isla',



El objeto principal de esta solicitud es el de hacer dicha presa impermeable y darle una elevación de 0,70 metros, sobre su altura (en total 2,5 metros) para producir energía hidráulica para la fabricación de harinas y eléctrica para alumbrado y fuerza motriz.



La solicitud no está exenta de controversia, debate y como no, de los correspondientes preceptivos informes técnicos. Al proyecto presentan alegaciones, entre otros y principalmente, don Roque Sarasa Castillo del molino cercano al Puente de Piedra y Virgilio Oraa de la Electra de Recajo, se emiten informes, dictámenes... y al final se concede esta ampliación que consolidará la presa y permitirá la instalación de la futura estación eléctrica.

DISOLUCIÓN DE LA SOCIEDAD 'JUAN ESTEBAN Y VIUDA DE ARZA'


En abril 1911, se disuelve la sociedad formada por 'J. Esteban, viuda de Arza y Compañía', a partir de ese momento los propietarios de la fábrica de harinas y la central hidroeléctrica son la viuda de Arza y su cuñado Rafael Monforte, viudo de Isabel Ubis. La mercantil se denomina 'Viuda de Arza y Compañía', y se otorgan poderes a los hijos de ambos don Pedro Arza y Cristino Monforte.



EL INCENDIO.



En 1912, la fábrica de harinas de 'La Isla', tenía un enorme parrarayos (ver ilustración en la cabecera), pero el fuego que aquel mes de mayo la devoró "se formó por un circuito entre dos cables de transmisión de fuerza en la Cámara llamada de polvo, y saltando una chispa, prendió en las mangas de tela de la máquina propagándose rápidamente a los demás artefactos'. 

Las pérdida fueron más de 500.000 pesetas, sólo "los planchister que hacía poco se habían instalado en el segundo pabellón habían costado 150.000 pesetas". Por fortuna la fábrica estaba asegurada en la Unión y el Fénix Español. 

Para sofocar el incendio  que se inició a las 6:30 de la tarde, acudieron junto con los bomberos  y arquitecto municipal, las autoridades... y una inmensa aglomeración de logroñeses que poco pudieron hacer. Se opto por dejar arder la parte principal del edificio e intentar salvar alguno de sus pabellones poniendo a salvo casi 3.000 sacos de harina. 

Los vecinos que no acudieron a sofocar el fuego lo pudieron contemplar desde el Puente de Hierro en "una vista de lejos que imponía, cuando anochecía brillaban las ventanas, y las grandes olas de fuego que salían del tejado se confundían con una masa de humo. Lamentaban todos el percance, impresionados por aquel espectáculo, a la vez tristísimo  y bello".


LA RECONSTRUCCIÓN 

Inmediatamente después del siniestro, Pedro Arza  junto con el harinero Anselmo Archanco, (no olvidemos que Anselmo fue el primer propietario de la Modelo y responsable de su inicial mecanización) viajan con destino a Manresa a estudiar distintas maquinarias y elegir la que más convenga para la nueva fábrica que se ha de construir. 

Finalmente la empresa suiza Bühler es la proveedora de las principales máquinas que se instalan y en tan solo un año podemos leer que entra nuevamente en funcionamiento 'La Modelo' en los San Bernabés de 1913. 

Su reconstrucción debió ser apasionante y se barajaron proyectos como la instalación de una línea eléctrica que abasteciera de energía a un camión eléctrico, que haría el servicio de arrastre desde la fábrica de harinas hasta la Estación de ferrocarril. Finalmente se realiza con una pequeña flota de autocamiones.

En la actualidad está fábrica, con las grandes reformas que se realizaron en 1932, sigue funcionando en Logroño, ahora con la denominación de 'Hijos de Pablo Martínez'.


No hay comentarios:

Mi otro blog de Logroño