domingo, 3 de mayo de 2015

1915 LA FOTO DEL S.XX DE LAS GENTES DEL VINO DE RIOJA


HOMENAJE A FÉLIX MARTÍNEZ LACUESTA
"Las fotografías con más  personas relacionadas con el sector vitivinícola del rioja que se hayan hecho nunca."

Se publicó en la revista ilustrada 'MUNDO GRÁFICO' y su autor es Velkin.  La foto fue publicada el 21/04/2015  en la sección "Asuntos varios de provincias". El pie de foto es: "Logroño.-Banquete celebrado para conmemorar la gran asamblea de protesta contra la introduccion de los Puertos francos, en honor del inteligente propagandista D. Félix Martínez La Cuesta"




Pocas veces un homenaje fue tan masivamente secundado, como el que se brindó en 1915 a FÉLIX MARTÍNEZ LACUESTA, presidente de la Diputación Provincial.

Los primeros años del s.XX son momentos de cambios continuos, se adquiere una conciencia social y se pretende organizar un mundo diferente que haga frente a los retos del momento y los del futuro que se plantean cuando acabe la  I Guerra Mundial. El sector agrario no es ajeno a esta tendencia y también ve la necesidad de organizarse para poder sobrevivir. De este homenaje, con sus debates, con sus cartas de adhesión se pueden sacar muchas lecturas de como era la sociedad riojana del momento.

En el discurso de Félix Martínez Lacuesta y que ovacionan los asistentes que son en su mayoría propietarios, bodegueros y  exportadores...  está implícito la necesidad de organizarse para defender el vino de rioja. Se respiraba el germen del Consejo Regulador del Rioja.

Las ideas de la mancomunidad del Ebro apoyadas por los representantes aragoneses y por los riojanos de la provincia de Alava, resultan clarificadoras de la necesidad de cooperación respecto al Ebro, sus regadíos y sobre todo la exportación de frutas y verduras al norte de Europa. Estas ideas son muy aplaudidas por periódicos como el Heraldo de Aragón y la Asociación conservera española, la Cámara de Comercio de Zaragoza, que apoyan también este homenaje.

En las cartas de adhesiones son continuas
las referencias a La Rioja, e incluso al "país riojano"
La adhesión de los municipios y  al igual que sucediera décadas después con la autonomía actual, se produce mediante un pronunciamiento en cascada, en este caso a partir de la iniciativa del Ayuntamiento de Haro, sumándose los ayuntamientos vitivinícolas riojanos y algunos importantes de La Rioja baja.  Los ayuntamientos recaudan las aportaciones o delegan esta función en sindicatos de labradores, comerciantes de la localidad etc. La causa goza en todo momento del apoyo "propagandístico" de los periódicos LA RIOJA y El diario de La Rioja que sirven de voceros de todas las comunicaciones y de todo lo que acontece sobre el homenaje.


LA INICIATIVA DEL HOMENAJE: El artículo: 'El país riojano ante el señor Lacuesta' por Felipe Lagunilla de Cenicero

"Si por algo un país, una región o un pueblo puede mostrar alta  y cumplida satisfacción en alguna ocasión, ninguna mejor que el contemplar las extraordinarias condiciones de sabiduría y de amor al terruño manifestadas por alguno de sus hijos. ¡Descubrámonos, pues, los riojanos ante el paisano, en cuyo honor van dirigidas estas líneas!

El señor Lacuesta, el singular riojano, el dignísimo presidente de nuestra excelentísima Diputación provincial, el hombre que con su carácter entero, que parece nacido en la continua reflexión, ha terminado en el diario LA RIOJA sus artículos para refutar el dictaminadora sobre el proyecto de Puertos francos. 

¿Le han seguido los pasos los riojanos que en algo estiman su condición de directores, más o menos directos, en los asuntos de interés general en sus respectivas localidades?


Creemos que sí, y abrigamos la suposición sencillamente maravilloso. Maravilloso por el lenguaje empleado; maravilloso por la forma, en dosis pequeñas dado a la publicidad, y extraordinariamente maravilloso porque con los datos aportados, con la ética empleada y con las altas razones expuestas, el tal dictamen ha quedado triturado en extremo hasta en los menores detalles, y a poco esfuerzo que las regiones vitivinícolas dispongan en su día, derecho tendrá que ira a parar al 
cesto de los papeles inservibles el proyecto que en vez de favorecer la más importante riqueza nacional, golpe rudo y probablemente de muerte venía a proporcionar.

Nosotros, que sobre el terreno en Valladolid y otras partes, cuando en la última temporada el clamor de la producción agrícola se exteriorizó en forma tan potente ante el proyecto de Zonas francas, pudimos apreciar la singular estima que se tenía a los artículos escritos por el señor Lacuesta sobre el tema a debatir en El Norte de Castilla y otros periódicos; nosotros, que de igual manera pudimos apreciar el mérito que se concedía al informe de nuestra excelentísima Diputación, obra del indicado señor; nosotros que sabemos por muy buena tinta que en Madrid hicieron eco potente las iniciativas vertidas sobre el mismo particular por nuestro estimado paisano, como lo demuestra el hecho (cosa rara) de que el señor Vizconde de Eza, presidente de la Comisión dictaminadora del nuevo proyecto, se allanase a que éste fuera publicado en la Prensa y comentado como lo ha sido, al leer los últimos artículos publicados en LA RIOJA, de que queda hecha mención, nuestro entusiasmo rayó en lo infinito y al tenor del mismo abrigué la idea de hacer una crónica en LA RIOJA  a mi modo y manera, como lo vengo haciendo, para significar públicamente en primer lugar mi agradecimiento al insigne riojano por su entusiástica y radical defensa de los vinos, y en segundo para proponer a mis paisanos lo siguiente:

1º Que se disponga en la capital un banquete en su honor cualquier día de los de primera que pronto vienen, cuya reunión, a modo de asamblea, servirá a su vez para dar mayor fuerza a sus razonamientos, y para colmar la protesta ante el perjudicial proyecto de Puertos francos



MUNDO GRÁFICO 21 de abril 1915

2º Que se abra una suscripción en los periódicos de Logroño, y de carácter popular, para la cual la cantidad de dos pesetas debe ser el máximum, y con su producto regalar al señor Lacuesta una pluma de oro y sufragar los gastos que ocasione la recopilación de un folleto impreso de los trabajos publicados en LA RIOJA por el señor Lacuesta desde la Asamblea de los riegos de Zaragoza, celebrada en octubre de 1913, hasta la fecha, ya que en aquella Asamblea nació por iniciativa de este señor el proyecto de Mancomunidad del Ebro, que de llevarse a la práctica algún día tantos beneficios habría de reportar al país riojano, y cuya tesis y fundamentos fueron publicados en una serie de artículos en LA RIOJA, que, dicho sea de paso y sin temor a la redundancia, consignamos que fueron considerados en la capital aragonesa como de mérito grandísimo, los cuales se repartían profusamente en todos los pueblos de la región.
A nuestro particular y distinguido don Fermín Maguregui, digno presidente de la Cámara Oficial de Industria Comercio de Logroño, brindamos la idea del banquete, para que, si lo encuentra como nos parece a nosotros factible de llevarse a cabo, empiece a darle forma; y en cuanto a lo de la suscripción, a todos los riojanos en general, y al periódico LA RIOJA en particular, al que remito la cantidad de dos pesetas para que la encabece, también si así lo cree oportuno. 
F. Lagunilla. Cenicero 20 de marzo de 1915

 
LOS PREPARATIVOS

El ayuntamiento de Haro propone variar la cuota inicial porpuesta por el señor Felipe Lagunilla por otra más modesta, que oscilaba a voluntad y posibilidades de 0,05 a 0,25 céntimos: "con el objeto de que puedan contribuir todos los que en algo estimen y aplaudan los servicios extraordinarios prestados a la patria chica por uno de sus preclaros intelectos y entusiastas defensores, pues ya que para todos laboró, todos también debemos significarle la expresión de nuestra complacencia admiración, cristalizada en tan modesta ofrenda."

La Comisión organizadora del homenaje la constituirían el señor Amalric, Comisario Regio de Fomento, Jesús Andrés, Presidente de la Federación de Sindicatos Agrícolas Católicos de La Rioja, Vicente Rodríguez Paterna, Presidente del Sindicato de Riegos, José Fernández Ollero, alcalde de Haro, Leonardo Etchevarria, Presidente del Sindicato de Exportadores de vinos.

Se solicitó de la Compañía de Ferrocarriles del Norte un tren especial para los expedicionarios de la Rioja. 

El día último para apuntarse fue el 9 de abril en los centros de suscripción que en Logroño fueron los establecimientos de Fermín Maguregui, Antonio Garrigosa, imprenta LA RIOJA y Diario La Rioja.

En total se inscribieron al banquete 704 personas, pero muchas otras acompañaron a los asistentes, y se quedaron fuera. Eran momentos difíciles para gran parte de la población (un jornalero, ganaba 2 ó 3 pesetas, así que las 5,50 que costaba el banquete eran difícilmente asumibles para muchos riojanos. Las suscripciones para el obsequio de Félix Martínez Lacuesta fueron muy numerosas y tan variadas, que podemos encontrar hasta presos de la cárcel que quisieron contribuir a "esta buena causa". 

*Sobre la suscripción: leer el extracto del discurso de F. Martinez Lacuesta donde renuncia a ella (recorte en amarillo)


11 DE ABRIL DE 1915 - EL DÍA DEL HOMENAJE
Mendía, el excelente fotógrafo de Haro, recoge este momento para el periódico LA RIOJA
 LA RIOJA 12 abril 1915

EL TREN ESPECIAL
 

"A la hora anunciada, diez y media de la mañana, salió ayer el tren especial de Haro. La máquina iba engalanada con el escudo de aquella ciudad y guirnaldas de flores y ramajes. Según nuestros informes, unos 450 montaron en ese tren, realizando el viaje en el rápido unas cincuenta personas, además de alguna otra que vino en el primer tren de la mañana. Al partir el especial de la estación de Haro fue despedido con vítores y aplausos del numeroso público que había en el andén...
En Briones fueron recibidos los expedicionarios por una orquesta de cuerda, y en dicho pueblo, así como en San Asensio, montaron en el tren nutridas comisiones. En Cenicero bajo a la estación la música a saludar a los viajeros, a los que se incorporaron no pocos vecinos de dicha ciudad y de la villa de Baños. Fuenmayor dio también un buen contingente de expedicionarios. Próximamente a las doce entraba en Logroño el tren especial, compuesto por diez coches, todos venían, más que llenos, repletos. Resonaron aplausos y distintas vivas, la banda de Santa Cecilia dio al aire entre el natural bullicio y el disparo de bombas voladores, se encaminaron los expedicionarios, precedidos de la citada banda, al frontón Beti-Jai.
  
EL BANQUETE
... La cancha era un verdadero océano de mesas; contamos 32, incluyendo algunas sueltas. En todas las mesas había flores y en adorno presidió el mejor gusto. La mesa presidencial fue objeto de todas las miradas al entrar al local, no sólo porque en torno de ella se veía a las más significativas personalidades que acudían al acto, sino también porque el dueño del Grand Hotel la había adornado con gran exquisitez: una monumental corbeille de plata y cristal, con flores en el centro, y un camino de guirnaldas con lazos de magníficos claveles rojos, que nos hablaban de lucha, de pasión. Sobre la mesa, cestas de frutas, infinidad de vinos, delicada mantelería, rica vajilla, en fin, todo lo necesario para que pudiera llamarse la mesa esplendida, adjetivo que merecían asimismo las demás.
  
En la mesa presidencial, colocada en el centro y a lo largo de la pared lateral o de los cuadros, tomaron asiento el festejado señor Martínez Lacuesta, cuya presencia fue acogida con una salva de aplausos, y el cual tenía a su derecha al alcalde de Logroño y a su izquierda, al de Haro...
A las doce y media en punto ya estaban en sus puestos los comensales, cuyo número se acercaba a setecientos, y a dicha hora comenzó con exactitud cronométrica, la legión de camareros traslado de la cocina a las mesas las viandas, dando comienzo el yantar.

Recorte parcial del discurso Félix Martínez Lacuesta
 (LA RIOJA /MCD)
El reputado fotógrafo de Haro señor Mendía impresionó varias placas desde un palco, y fue una feliz idea, pues así quedará perpetuado el banquete más concurrido que se ha verificado en Logroño. Este solo hecho puede servir de orgullo al Grand Hotel; únicamente él ha tenido ocasión de acometer empresa de tanta magnitud, y si en otras análogas ocasiones los mejores hoteles de las mayores capitales vieron deficiencias, hemos de declarar nosotros con legitima satisfacción que si alguna hubo ayer fue de tan escasa monta que pocos la advirtieron y que además únicamente deben imputarse a algunos camareros poco diestros en su arte, ya que en realidad de verdad no es cosa fácil y menos verse libre de peligros, el improvisar tanto camarero.

El menú era ya de todos conocido: Entremeses variados, Menestra, Salmón salsa tártara, Capones de Bayona, ensalada romana, Tarta Grand Hotel, Postres variados, Café y Licores. Vinos de multitud de acreditadas Casas.

La  cocina del Grand Hotel demostró ayer que merece en alto grado el concepto que la tiene el público; todos los platos servidos estaban exquisitos, y por tan suprema razón los comensales les hicieron debidamente los honores. Para dar idea del acierto que presidió en el banquete diremos que empezó a las doce y media y que para las dos estaban los concurrentes saboreando los licores. Y como detalle curioso consignaremos que pasaron de 750 las botellas de vino fino que se consumieron. Durante el banquete se interpretaron escogidas composiciones que fueron aplaudidísimas las bandas de Santa Cecilia y municipal de Haro".

La eficacia de la organización fue tan extraordinaria que pocas horas después en el mismo Beti-Jai se celebraría, un partido de pelota que algunos de los asistentes al banquete pudieron asistir y la habitual proyección de cine de los domingos.

LOS DISCURSOS
Interviene en primer lugar, Don Luis Díez del Corral de los Sindicatos agrícolas católicos; seguidamente Don Pedro Baroja, como representación de la Unión Conservera; le sigue Manuel Marraco que representa a la Cámara de Comercio y a la Asociación de Labradores de Zaragoza y finalmente el homenajeado Don Félix Martínez Lacuesta para cerrar el acto con breves palabras el alcalde de Logroño señor Marín.

LA MANIFESTACIÓN

"A la salida del acto surgió una manifestación que, precedida de la música de Haro, acudió al Gobierno civil. En su despacho oficial se encontraba el gobernador señor Irazazabal, quien con gran amabilidad recibió a los comisionados, los que le participaron los acuerdos adoptados en la Asamblea, para que tuviese la bondad de trasmitirlos al Gobierno. El señor  Irazazabal, a tenor de los deseos que se le habían manifestado, transmitió a Madrid el siguiente telegrama:
Reunida toda la provincia, encarnada en más de 600 representantes de todos sus intereses para festejar al impugnador del proyecto de puertos francos, han acordado manifestar a los Poderes Públicos su deseo de que sea retirado el proyecto; que no se presente otro nuevo sin previa audiencia del país, y, en último término, que en manera alguna se incluyan los vinos en régimen de franquicia localizada"
   
El once abril de 1915 fue un día extraordinario en el que Logroño se vistió de reivindicación, fiesta, música y riojanismo. Para los que no pudieron acudir al banquete la banda de música de Haro actuó en el logroñés Paseo Principe de Vergara, siendo muy ovacionada por todos.


Mi otro blog de Logroño